Libro

Confinad+s. Arte y tecnosfera #2. Loreto Alonso, Laura de la Colina, Josu Larrañaga, Daniel Lupión, José E. Mateo (Eds.), Ana Iribas, (Ed. literaria), Brumaria, Madrid, 2020

 

Daniel Lupión Romero

cuaderno de notas

6/21

En un contexto marcado por la amenaza de una pandemia mundial que ha traído consigo la incertidumbre hacia el futuro, la excepcionalidad de medidas sanitarias, y la urgencia en la toma de decisiones, Confinad+s. Arte y tecnosfera #2 aborda, desde múltiples planteamientos, las condiciones y transformaciones que se están produciendo tomando como eje discursivo común el confinamiento. Un estado que, atravesando todas las esferas de la vida, condiciona nuestros modos de relación, producción y subjetivación, poniendo en el centro de los debates la brecha tecnológica, las condiciones laborales o la adaptación de los espacios físicos a los formatos virtuales. Una profunda transformación de la experiencia donde las prácticas artísticas se ven abocadas a pensarse en las nuevas condiciones, y sobre las que este libro recoge diversos planteamientos.

 

In a context marked by the threat of a global pandemic that has brought with it uncertainty for the future, the exceptional nature of health measures, and the urgency in decision-making, Confinad+s. Art and Technosphere #2 addresses, from multiple approaches, the conditions and transformations that are taking place, taking confinement as a common discursive axis. A state that, crossing all spheres of life, conditions our modes of relationship, production and subjectivation, putting the technological gap, working conditions or the adaptation of physical spaces to virtual formats at the center of the debates. A profound transformation of the experience where artistic practices are forced to think about the new conditions, and about which this book gathers various approaches.

Este libro es una apuesta por la reflexión en caliente desde un lugar inesperado.

 

La tecnosfera está tramada con la vida y lo estará con mayor densidad en el futuro. Para el historiador y filósofo israelí Yuval Noah Harari, no se trata de una revolución en el sentido clásico de la palabra si no que estamos inmersos en una espiral de cambios tecnológicos que va a seguir acelerándose en las próximas décadas.

 

“La revolución de la inteligencia artificial y la automatización no será un evento único, sino una cadena de revoluciones cada vez mayores. Así que la verdadera gran pregunta es psicológica: como seres humanos, ¿tenemos la estabilidad mental y la inteligencia emocional para reinventarnos repetidamente?”

 

No cabe duda de que, como humanos, estamos llamados a repensarnos dentro de este nuevo orden exponencial y sin devenir consensuado. El alcance de la relación hombre-máquina ha superado toda expectativa. Ya no es posible concebir nuestro futuro como especie sin la mediación de la tecnología.

 

Las contínuas revoluciones tecnológicas y la economía de mercado globalizada son los pilares sobre los que reposa todo el edificio neoliberal en la actualidad. Según la teoría pancapitalista, las nuevas tecnologías fueron principalmente engendradas, adoptadas y popularizadas por el neoliberalismo con fines de dominación geopolítica. Como escribe John Armitage en The Politics of Cyberculture in the Age of the Virtual Class: “[…] mientras el pancapitalismo parece dejarse impregnar por diversas fuerzas políticas antagónicas y sobrevive sin mayor oposición, en esencia depende de un discurso tecnológico neoliberal’’. La zarpa neoliberal aprovecha cualquier ocasión de crisis o disrupción para depredar ferozmente y arrasar con todo en el menor tiempo posible, polarizando la riqueza y generando mayores desigualdades. De este modo la riqueza se concentra de forma vertiginosa en grandes capitales en un lapso reducido. La actual pandemia está mostrando esa capacidad a una escala nunca vista: ventas online, entretenimiento online, series, apps de videollamadas, seguros, empresas de seguridad y vigilancia, entidades financieras, fondos buitre, bufetes de abogados, etc. están acumulando fortunas en estos tiempos pandémicos.

 

El arte confinado es ese lugar insólito desde el que interrogar y activar el presente. 

 

Confinad+s. Arte y tecnosfera #2 se propone dar continuidad a Arte y tecnosfera #1, también publicado en Brumaria. En el primer libro (2019) abordamos las prácticas artísticas en sus nuevos modos de hacer, afectadas y promovidas por la era de la hiperconexión. Reflexionamos desde el arte sobre la tecnosfera, una era de enorme aceleración y cambios en la experiencia sensible e intelectiva.

 

Desde el primer momento, nada más terminar el primer libro, nos propusimos escribir sobre y desde la experiencia como un lugar propio del arte para repensar el presente y activarlo. Un presente que no escapa de la tecnosfera, que no puede darse sin ser atravesado de extremo a extremo por las tecnologías digitales. Más adelante, cuando estábamos en plena redacción de los capítulos, sobrevino la pandemia y con ella la urgencia de reformular ese presente de la experiencia sobre el que nos habíamos propuesto escribir. 

 

El arte está anclado al presente y no a la actualidad. Se da en las condiciones de visibilidad y experiencia propias de un momento, que son a su vez la cristalización de una realidad, de un consenso tácito, de un equilibrio efímero entre ideas, tecnologías y sensibilidades posibles que confluyen en ese momento. La actualidad, sin embargo, consiste en una serie de sucesos que atrae y ocupa la atención mediática en un momento dado. La actualidad es el síntoma de un presente dado, aquello que podemos observar y analizar bajo las condiciones del presente. Sin embargo, la irrupción brutal de la pandemia ha difuminado la distinción entre las condiciones del presente y los sucesos de la actualidad. De repente las condiciones de vida de individuos y sociedades se han precipitado vertiginosamente arrastradas por la aceleración de los acontecimientos. Los acontecimientos son de tal calado que están literalmente trastocando nuestras condiciones de vida desde sus fundamentos, de forma irremediable. El libro se propone mirar a través del polvo pandémico con las lentes del arte y volver a distinguir entre presente y actualidad a pesar de las enormes dificultades. Para nosotr+s las restricciones, los confinamientos, las cuarentenas son las condiciones limitantes y extraordinarias que han vertebrado el libro. 

 

Confinad+s. Arte y tecnosfera #2 se ocupa de la manera en que las prácticas artísticas confinadas perciben la catástrofe global y señalan las enormes disrupciones que están operando en todos los aspectos de la vida; muestra las estrategias cognitivas y los dispositivos reflexivos que se están activando desde distintos ámbitos creativos; pone de manifiesto las tensiones y paradojas que acompañan este nuevo proceso de recomposición de lo sensible y de interrogación de lo normalizado.

 

Desde las artes asumimos la inquietud por la experiencia individual y social, pero cuando el seísmo remueve los cimientos sobre los que descansan nuestras formas de vida, las reflexiones que surgen tienen que batallar con nuevos métodos y formas de conocimiento y servir como impulsos para reformularnos. 

 

Algunos textos, se adentran en lo que podríamos llamar una escritura tentativa o escritura acontecimental (escritura que es en sí-misma una suerte de experiencia narrativa y creativa por darse en sincronía y en con-vivencia con los acontecimientos imprevisibles e inesperados). Su función, más que analizar, trata de catalizar sinergias en el presente.

 

Confinad+s. Arte y tecnosfera #2 se escribe desde la diversidad de inquietudes y planteamientos en torno al arte contemporáneo (género, colonialidad, ecología, política) y una posición común: cada autor+ escribe desde su área de conocimiento atravesad+ por la experiencia del confinamiento como un hecho singular y situado, atravesad+ por la distancia entre personas y la sobreconexión digital, por los modos de adaptación a las coyunturas cambiantes, por los intentos de comprensión ante los saberes volátiles e inestables, por el desmoronamiento de las antiguas respuestas y la evanescencia de las preguntas actuales.

 

La experiencia del confinamiento ha otorgado a cada un+ de nosotr+s un puesto de observación insólito y asombroso desde el que podemos volver a mirar nuestras formas de experiencia anteriores y apunta hacia un replanteamiento radical de nuestras condiciones de socialización y de concebir la vida en comunidad.

 

Pensar y escribir desde ahí ha sido el reto que nos hemos propuesto. Entendemos el arte como ese lugar diverso y múltiple desde el que mirar/sentir/recomponer la realidad. Poco hemos tardado en intuir que el confinamiento se nos presentaba como ese otro lugar heterotópico desde el que escudriñar lo que los temblores han dejado al descubierto.

Las sacudidas colosales que provoca la pandemia abren oportunidades de observarnos y nos urgen a reformular e indagar otros escenarios posibles para habitar el planeta. El arte y sus prácticas se antojan como poderosas herramientas para interpretar e intervenir en este nuevo escenario.

BIO

En la actualidad se dedica a la investigación práctica y teórica en arte. Profesor del grado de Bellas Artes de la Universidad Rey Juan Carlos y miembro de los proyectos de investigación Visualidades críticas: reescritura de las narrativas a través de las imágenes, I+D 2015-2017; e Interacciones del arte en la tecnosfera, I+D 2018-2021; así como del grupo de investigación Prácticas artísticas y formas de conocimiento contemporáneas, UCM código nº588. He impulsado y apoyado proyectos de arte emergente como Espacio f, o Intercambiador, programa de estancias de artistas extranjeros en España. Hea publicado sobre asuntos relacionados con el papel del arte y de las representaciones colectivas en los movimientos sociales: “15M. Acontecimiento y representación” en Pensar la imagen/Pensar con las imágenes, Ed. Delirio, y soy miembro del comité científico de la revista Accesos sobre producción y teoría en arte y pensamiento.   

EDITA: GIPAFCoCo 

DEPÓSITO LEGAL: M42787-2016

ISSN: 2530-447X (edición impresa)

ISSN: 2530-4488  (edición digital)