ESTUDIOS SOBRE ANATOMÍAS FANTÁSMICAS¹

Recibido: 31/01/2022 - Aceptado: 15/03/2022


Anne Juren²


Anne Juren, nacida en Grenoble/Francia, es coreógrafa, bailarina e intérprete basada en Viena. En 2003 cofundó junto con el artista visual Roland Rauschmeier la asociación Wiener Tanz- und Kunstbewegung en Viena. Sus trabajos coreográficos e investigaciones artísticas han sido ampliamente presentados en teatros internacionales, festivales y diferentes espacios y lugares de arte. En su trabajo, Juren intenta expandir el término coreografía al involucrar al cuerpo en diferentes estados de experiencias físicas, sensoriales, kinestésicas y mentales, cuestionando los límites entre las esferas privada y pública. Desde 2013, Anne Juren es practicante de Feldenkrais® y también se graduó del Enfoque JFK para el desarrollo infantil y los niños con necesidades especiales. Formó parte del comité artístico de la Maestría en Coreografía en DOCH y recientemente terminó su doctorado en UNIARTS Stockholm University of the Arts. www.wtkb.org


Resumen

Estudios de Anatomías Fantásmicas es a la vez un conjunto de prácticas, un método y un lugar donde el ‘corps fantasmé’ es tangible. Los cuerpos que surgen en las lecciones y sesiones son lo que yo llamo Anatomías fantásmicas. Tan fantásticas como corporales, estas entidades experienciales cuestionan algunas de las dicotomías que sustentan la cultura occidental, como la representación y la materialidad, el cuerpo y la mente, la idea y la cosa, la fantasía y la realidad. No me interesa (re)definir lo que es el cuerpo ni reafirmar la construcción funcional del sistema anatómico. En este texto incluyo una lección para compartir con los lectores y las lectoras, llamada “Lección #3 de Anatomías fantásmicas: la Piel, la Lengua y el Deseo de Lenguaje”.

Palabras-clave: anatomía, cuerpo, coreografía, Feldenkrais®, terapia, lenguaje, ficcionar


[en] Studies on Fantasmical Anatomies

Abstract


Studies of Fantasmical Anatomies is simultaneously a set of practices, a method and a place where the ‘corps fantasmé’ is tangible. The bodies that are brought forth in lessons and sessions are what I call Fantasmical Anatomies. Equally fantasmical and bodily, these experiential entities call into question some of the dichotomies that undergird Western culture, such as representation and materiality, body and mind, idea and thing, fantasy and reality. I’m not interested in (re)defining what the body is or reaffirming the functional construction of the anatomical system. In this text I include a lesson to share with the readers, called “Fantasmical Anatomies Lesson #3: The Skin, the Tongue and the Desire for Language”..

Keywords: anatomy, body, choreography, Feldenkrais®, therapy, language, fictioning


 

Gracias³

Ayer, mi cuerpo casi desapareció en la oscuridad

Deslizándose hacia el otro lado

Y me dejaste sostener tus huesos

Todo tu cuerpo se ha convertido en multitud de presas de escalada

Eres montaña, sólida y orgullosa, a veces solo la ladera de una montaña

Así que ayer te subí

Me aferré a tus huesos

Tu clavícula y tus huesos púbicos fueron particularmente útiles

Me aferré a estos múltiples agarres corporales de los que me colgué

Como un trozo de carne en un gancho

Aferrándome a ti

Sentí el dedo tenso adaptarse a tu morfología

Sobreviví gracias a ese gesto fundamental que aprendí gracias a tus huesos

Colgando de él como el último eslabón posible

Desde una presa de escalada

Montaña metamórfica

Mi cuerpo cuelga a tu lado

Sentí tu clavícula girando sobre su eje, como pequeñas llaves que abren las múltiples entradas de tu esternón

Me subí a ti para ver tu extensión y los lagos escondidos detrás de tus curvas

Mi cuerpo tendrá que desaparecer

Si no tiene la posibilidad de quedarse un rato por aquí



El proyecto


Estudios sobre Anatomías fantásmicas es el título de una investigación artística transdisciplinar que he llevado a cabo y que abarca el espectro de experiencias y prácticas que he desarrollado como coreógrafa, bailarina y practicante de Feldenkrais. Basada en mi trabajo artístico y terapéutico orientado al cuerpo, la investigación aborda la relación entre el cuerpo, el lenguaje y lo sintomático dentro y fuera del ámbito coreográfico. Al basarse en una gama amplia de campos del conocimiento (medicina, psicoanálisis, clínica, poesía, literatura y prácticas somáticas), la investigación ha ampliado la coreografía hacia discursos, prácticas y percepciones dispares del cuerpo. De esta forma he explorado las diversas maneras en las que estos discursos no solo han cartografiado, fantaseado y (re-)inventado el cuerpo, sino también imaginado formas de tratarlo. En el centro de esta práctica se encuentra una expansión del Método Feldenkrais® desde sus objetivos somatoterapéuticos iniciales hacia una “po(i)ética” del cuerpo. En mi investigación, la “po(i)ética” es tanto una forma de escribir como una actividad, esto es, poesía y poiesis. Refiriéndose a la poiesis griega antigua (ποίησις), denota el nacimiento de algo que no existía antes. A través del lenguaje produzco desplazamientos, colisiones y asociaciones en un intento de generar movimientos, respuestas somáticas y realidades sentidas. Las nociones de Feldenkrais han dado forma a mi trabajo coreográfico y, simultánea e inversamente, las herramientas coreográficas han llegado a informar los tratamientos terapéuticos que he desarrollado. Desplegando un extraño espacio de experimentación sobre un lugar común, he formulado un conjunto de enfoques e ideas que utilizo en mis diferentes prácticas relacionadas con el cuerpo que, dependiendo de la ocasión, toman la forma de sesiones, lecciones, talleres y realizaciones escénicas.

Como investigación que principalmente tiene lugar dentro, entre y a través de los cuerpos, Estudios sobre Anatomías fantásmicas es siempre dialógico. Se trata de mi voz, el sonido de los objetos, el tacto háptico y el tacto del lenguaje entrando en los cuerpos: el de los demás y el mío propio. En el mejor de los casos, tiene lugar en una transinterioridad donde las poéticas idiosincrásicas de los cuerpos singulares se abren en el encuentro. Esto requiere cuidado y tiempo. Experimento cómo los lenguajes verbal, fonético, sonoro y kinestésico afectan al cuerpo y cómo todo ello puede ser utilizado en contextos coreográficos y terapéuticos. Para ello, he desarrollado dos prácticas principales que siguen el Método Feldenkrais®: sesiones individuales en mi estudio en Viena: sesiones de Anatomías fantásmicas y lecciones grupales inspiradas en Awareness Through Movement® [Conciencia por medio del movimiento] del Método Feldenkrais. He hecho una especie de desplazamiento y deformación del Método Feldenkrais®, utilizando algunos de sus principios y métodos en mi trabajo coreográfico para producir diferentes experiencias coreoterapéuticas con, entre y a través de los cuerpos.

Estudios de Anatomías fantásmicas es a la vez un conjunto de prácticas, un método y un lugar donde el corps fantasmé es tangible. Los cuerpos que surgen en las lecciones y sesiones son lo que yo llamo Anatomías fantásmicas. Tan fantásticas como corporales por igual, estas entidades experienciales cuestionan algunas de las dicotomías que sustentan la cultura occidental, como la representación y la materialidad, el cuerpo y la mente, la idea y la cosa, la fantasía y la realidad. No me interesa (re)definir lo que es el cuerpo, ni reafirmar la construcción funcional del sistema anatómico. Siguiendo a Rosi Braidotti, más bien quiero enfatizar que el cuerpo es un “conjunto de fuerzas o flujos, intensidades y pasiones que se solidifican en el espacio y se consolidan en el tiempo” (2006, p.238). Es siempre paradójico, una combinación de transgresiones, transferencias y movimientos. Los cuerpos son superficies porosas con agujeros, cortes, marcas; perforado y penetrado con aberturas por todas partes. Esta es la razón por la que recurro a la noción de anatomía, como una operación en el cuerpo, en lugar sobre el cuerpo. Lo que importa aquí es el tratamiento y la noción clínica, no la definición del cuerpo en sí.


Las lecciones


Lecciones de Anatomías fantásmicas⁴ es una colección en proceso de lecciones coreográficas que he ido desarrollado en relación con preocupaciones corporales, terapéuticas y anatómicas. Las lecciones difieren de las sesiones individuales en mi estudio, tienen lugar en contextos públicos y se dirigen a un grupo de personas en lugar de a un individuo. Se invita al grupo de participantes a tumbarse en un colchón más o menos cómodo y a cerrar los ojos si les apetece. Las lecciones de Anatomías fantásmicas sugieren relaciones disfuncionales y acciones especulativas del cuerpo, un enredo de lenguaje poético y científico-anatómico. Los patrones de movimiento se fragmentan. Pierden u olvidan su funcionalidad y dirección. El soporte textual de las lecciones es una colisión de terminología médica, Awareness Through Movement tal como se practica en el Método Feldenkrais®, las voces de autoras como Hélène Cixous o Monique Wittig y mis propias fantasías.

De modo similar a las clases de grupo de Feldenkrais Awareness Through Movement, las lecciones de Anatomías fantásmicas están concebidas para ser transmitidas oralmente. Las lecciones son entidades vivas, un proceso de co-regulación entre quien imparte la sesión profesor y quienes participan. Una vez que las lecciones llegan al papel, este elemento de interacción y encuentro tan importante desaparece. Las personas que suelan enseñar Awareness Through Movement quizá puedan imaginarlo mientras leen una versión escrita, pero otras tal vez no. Además, las lecciones se modifican cada vez que se presentan y se adaptan a los diferentes contextos (talleres, conferencias, salas de teatro, festivales de danza, museos, laboratorios de arte de acción). Cada contexto requiere atención, explicaciones y enunciaciones diferentes. Si bien las lecciones se modifican ligeramente según el espacio, algunos rituales permanecen constantes: un momento para encontrar un lugar para el cuerpo en el espacio, una bienvenida como reconocimiento, un momento de toma de conciencia, derivas (drifts) y un final abierto. Cada lección es un corte, tiene un principio y un final. Se ofrece para ser repetida, reencontrada y revisitada, sabiendo que nunca será la misma. Cada lección invoca el deseo de repetición y variación. Siempre una repetición abierta, sabiendo que una repetición estricta es intrínsecamente imposible, ya que la lección se ve afectada por el espacio, las presencias en la sala, el contexto, el ambiente, los momentos improvisados, la modulación de mi voz, las interrupciones inesperadas…

Las lecciones son en parte improvisadas. Hay una preparación previa, pero cuando tienen lugar, hay ecos de las paredes, de la temperatura y de la presencia de los cuerpos. A medida que me familiarizo más con el(los) lenguaje(s) anatómico(s), improviso más las lecciones de Anatomías fantásmicas.

Las instrucciones pueden aceptarse, pero también rechazarse. Cada lección se da en vivo y a veces mi voz va acompañada del sonido de los objetos. Los objetos y materiales utilizados son luego recogidos y guardados en una caja de Anatomías fantásmicas que lleva el mismo nombre que la lección. El texto escrito de cada lección debe verse como un borrador, un apoyo. Siempre en proceso, los textos contienen errores, instrucciones, partes tachadas y modificaciones por venir. Las lecciones hacen eco unas de otras, pero se pueden leer individualmente.

Formas de rechazar las propuestas dentro de una lección:

- Inventa un avatar, piensa en algo, duerme, sal del lugar, presta solo un poco de atención.

- Acércate al hígado, ve al lugar que amas y desde allí entra en tu hígado, presta un poco de atención a sus susurros.

- Retoma tu derecho a la no-expresión del movimiento, el derecho a perderte, el derecho a desaparecer, el derecho a irte.


Lección de Anatomía Fantásmica #3. La Piel, la Lengua y el Deseo de Lenguaje⁵


Protocolo: 


Bienvenidos y bienvenidas a la lección sobre la piel, una investigación coreográfica titulada Estudios sobre Anatomías fantásmicas. Hoy vamos a practicar la lección número 3 “La piel, la lengua y el deseo de lenguaje”.

He elegido la piel como punto de partida para abordar la relación entre lo corpóreo y el lenguaje, entre los límites de nuestros diferentes cuerpos y dentro de los propios cuerpos.


La lección durará 25 min.

Os invito a tumbaros sobre la esterilla para la pieza.

Lo único que tenéis que hacer es tumbaros y escuchar. 

Nadie os tocará.

Os invito a que descanséis o cambiéis de posición sobre la esterilla cuando queráis o lo necesitéis.

Os aconsejo que cerréis los ojos, pero podéis abrirlos cuando queráis.

Si pierdes algo, o si te desconcentras, déjate llevar. Cuando puedas o quieras, puedes conectarte de nuevo a la pieza.

La lección acabará en algún momento.

Ahora, observa qué tipo de contacto haces con la esterilla. Conecta con la parte posterior de tu cuerpo.


En esta lección te invito a sentir y pensar a través de la piel, a observar y sentir la frontera de tu propio cuerpo.


¿Sientes las zonas de tu cuerpo que no están en contacto con ningún tejido o con ropa? ¿Sientes la parte de tu cuerpo sin ropa?


Siente cómo la piel absorbe la luz y la temperatura de la sala.


En esta lección te invito a descubrir cómo la piel, igual que las demás superficies y pliegues corporales, expone los cuerpos a otros cuerpos en lugar de limitarse a contener “el cuerpo” como tal. 


Ahora, siente la piel bajo la tela de tu ropa, siente el peso de tu ropa sobre la piel.


¿Sientes la diferencia entre las dos entidades, la piel desnuda y la piel cubierta?


Tu piel es porosa.


¿Qué te es más fácil observar, sentir? ¿Es más fácil sentir: la piel en contacto con tu ropa, o la piel en contacto directo con el calor de la sala? 


Siente cómo la lengua descansa dentro de la boca. 

Ahora dirige la atención al interior de la boca, observa el espacio dentro de la boca, la lengua, los dientes, el paladar....

Observa cómo se apoya la lengua dentro de la boca.


Pausa


La lengua es un órgano muscular cubierto por una membrana mucosa situada en la cavidad oral. Sirve para saborear, masticar, tragar, lamer y articular nuestras palabras.

La lengua es el órgano muscular de la boca que permite pronunciar las 60.000 palabras ya presentes en el cuerpo.

El deseo de hablar se inscribe en el primer movimiento fundamental de la lengua, que se estira, avanza y se extiende para entrar en contacto con las palabras que ya conoce. El movimiento de extensión de la lengua. El deseo fundamental de la relación con el otro.

La lengua se extiende y un nutriente llega a la boca. El primer contacto del otro es tangible y el otro es líquido, el líquido es el deseo del lenguaje.

La lengua ha estado descansando dentro de la boca, el peso descansando en el líquido de la saliva.

Ahora dirige la atención a la parte delantera dentro de la boca.

Imagina que sigues una línea entre los dientes delanteros dentro de la boca, a lo largo del paladar, hasta la úvula.

La úvula es la “lengüita” que cuelga de la parte posterior de la boca.

Imagina que tu lengua recorre esta línea.

La punta de la lengua toca primero los dientes delanteros.

La punta de la lengua observa las diferentes formas, tamaños y texturas de cada diente frontal en la parte superior, inferior y trata de entender cómo se unen a las encías,

Luego, la punta de la lengua traza una línea a lo largo del paladar hacia la lengüita en la parte posterior de la boca.

Sientes que la lengua se arrastra por el paladar y llega a la úvula.

Sientes cómo el arco dentro de tu boca se hace más alto y más grande.

Ahora la lengua envuelve la úvula, esparciendo saliva sobre ella.

Se desliza y cae en el agujero de la parte posterior de la boca.

Se adentra en la laringe.

Giras la cabeza hacia un lado.

Sientes que la lengua se arrastra hasta la garganta.

Los músculos de la garganta activados por la respiración se tensan.

Las superficies granulares de la lengua rozan la superficie de la garganta.

Empujada por tu aliento, la lengua se desliza hacia la faringe.

El músculo de la garganta se contrae un poco más.

El espacio en la garganta se hace más pequeño.

Los músculos de la garganta se tensan al querer decirme algo.

Las cuerdas vocales comienzan a vibrar, modulando el flujo de aire de los pulmones, pero no salen más sonidos de la boca.

Pierdes la capacidad de hablar.

La lengua continúa su camino, arrastrándose con dificultad a lo largo de su tráquea.


Te pido atención para el diálogo que está a punto de comenzar entre tú y las cosas de las que voy a empezar a hablar. Estas cosas definen un contorno invisible de lo que podríamos llamar un cuerpo, que, por sí mismo, aún no existe.


Tu cuerpo descansa sobre la esterilla.

Hay una lengua.

Una lengua, une langue, a Tongue, eine Zunge

La lengua está en el suelo junto a tu cuerpo.

Solo una lengua.

La lengua está en el suelo junto a tu cuerpo.

Avanza a tientas.

Se estira para entrar en contacto con tu piel.

Te lame el pie.

Te lame el tendón del tobillo.

Te lame la pantorrilla, la zona inferior de la pierna.

Te lame la rodilla. 

Te lame la rótula de la rodilla.

Te lame el gran músculo recto femoral del muslo y luego el músculo aductor mayor del muslo.

Te lame la zona superior del muslo.

La lengua te lame la vulva.

Te lame el bajo vientre.

Te lame el abdomen.

Te lame el pecho.

Te lame los hombros.

Te lame el cuello.

Lame la cubierta de plástico azul de la esterilla, una especie de esponja Foley.

Lame los demás cuerpos. 

Lame el suelo. 

Lame la pared blanca.

Lame la esquina izquierda de la sala.

Lame el techo blanco.

Colgada del techo la lengua nos mira, contempla el paisaje de cuerpos sobre el suelo.

La lengua cae desde el techo sobre tu cara, se mete en la boca.

La lengua te lame los labios cerrados.

Dentro de la boca fluye algo de saliva.

La lengua te lame la mejilla derecha. 

El oído derecho.

Prueba un poquito tu pelo.

Lame la piel de la frente. 


Tu piel, el mayor órgano de tu cuerpo, cubre una superficie de casi dos metros cuadrados; suele considerarse la envoltura exterior del cuerpo.

tu piel tiene hasta siete capas de tejido ectodérmico y protege el tejido conjuntivo y los músculos, huesos, ligamentos y órganos internos.

Tu piel no es una superficie lisa, plana y neutra. La piel es una especie de paisaje poroso con marcas, pelos, pliegues, arrugas, líneas, orificios, grietas y restos que engloban a su vez dimensiones temporales y espaciales tridimensionales. Se mueve, respira, huele y se regenera. Cambia constantemente.


Una mano.

Solo una mano.

Sobre el suelo. 

Junto a tu cuerpo 

Avanza a tientas.

Se estira para entrar en contacto con tu piel.

La palma se posa sobre la superficie delantera de tu pie.


Tu cuerpo es una ficción. En este sentido, el cuerpo como contenedor es una ficción. 

Pero la piel sí existe. Existe como lugar, como reconocimiento de la frontera entre el mundo exterior y el mundo interior. La piel es un lugar desde el que podemos empezar a preguntar qué significa tener una frontera. 


La mano está sobre tu piel.

Descubre que tu piel se puede levantar capa a capa (Witting, 1973, p.9).

La mano te tira de la piel.

Te levanta la piel de la zona inferior de la pierna.

La mano tira de nuevo levantándote la piel de los muslos.

Ahora, con cuidado la mano levanta la piel de tu vientre.

Con delicadeza se mete bajo la piel de tu bajo vientre.

La mano va siguiendo ciegamente la forma alargada y ondulada de tu vientre.    

Siente el calor interior bajo tu piel. 

Por debajo.

Sigue la forma convexa y redondeada de tu abdomen.

Hasta encontrar en tu hígado un lugar donde descansar. 


Tu hígado es un órgano alargado y en forma de cuña de color pardo rojizo.

Los dedos se meten por debajo para agarrarlo bien. 

Lo levantan un poquito para sentir lo mucho que pesa.  

Lo masajean un poco, palpando su textura visceral para entender su estructura, sus contornos, su consistencia.


La mano se mete más adentro.

Se sumerge ciega por la estructura alargada y blanda de tus pequeños conductos intestinales. 

Descubriendo distintas densidades y sustancias, en ocasiones la mano presiona o manosea tus tejidos intestinales con delicadeza para sentir su elasticidad y suavidad.   

Los agarra fuerte, los aprieta.

Sostiene tus intestinos que se estiran, resbalando entre sí,    

A través de las entrañas, tus órganos acarician la mano,


De pronto la mano toca una tela suave pero tensa. 

Y con una ligera presión, rompiendo la membrana, la mano atraviesa esa pared elástica.

Y se adentra por el espacio grande y cálido de tu estómago.


Para existir, la frontera debe funcionar desde sus dos lados


Tu estómago es espacioso y tiene forma de rectángulo alargado. 

Esa estancia que es tu estómago es brillante y grande. 

Una de las paredes es de cristal sólido, las otras son blancas, como el techo, y el suelo es de cemento.

Fuera, la masa de los intestinos presiona, deslizándose y resbalándose constantemente sobre las paredes de cristal de la habitación.

Dentro, la mano explora las superficies de la habitación de tu estómago 

como vagando en medio de un gran paisaje.


Hay piedras en el suelo.

A un lado de tu estómago se abre a un gran paisaje .


En el interior, la mano explora las superficies por la habitación dentro de tu estómago como si estuviera caminando a través de un gran paisaje.


Observa tu cuerpo en este suelo.

Observa cómo tu cuerpo se apoya en el suelo, casi como una fuerza que te levanta.

Hay densidad debajo de tu cuerpo.

Bajo la pista de baile hay un suelo de madera.

Bajo el suelo, el hormigón.

Bajo el hormigón, los cimientos del edificio.

De piedra, acero y sedimentos.


Bajo estos cimientos, una capa de sedimentos


Este suelo y lecho de roca granítica se formó como una cuenca entre montañas que se llenó lentamente de antiguos sedimentos marinos y lacustres.

Esta zona fue inundada por el hielo derretido durante las erupciones volcánicas antes de que la tierra comenzara a elevarse.

La reciente fase de deformación es el resultado de la colisión de la placa europea con la africana. Grietas orientadas del noroeste al sureste en la roca, que los ríos han transformado en valles, campos abiertos separados por crestas cubiertas de bosques, vastos bosques boreales y montañas.

La actividad sísmica sigue ahí.


Esponja

Cono de pino

Semillas de sésamo

Cinta adhesiva

Piedras

Maicena

Fuego

Sésamo


(Terminar con el masaje de la bandas magnéticas)


 

Referencias:

Braidotti, R. (2006). Affirmation versus Vulnerability: On Contemporary Ethical Debates. Symposium: Canadian Journal of Continental Philosophy, 10 (1).

Wittig, M. (1973). Le corps lesbien. Les Éditions de Minuit.





1. Traducción: Victoria Pérez Royo y Paz Rojo

2. Investigadora independiente, anne.juren@icloud.com

https://www.researchcatalogue.net/view/1395394/1395492

3. Este texto es una recopilación de diferentes fragmentos de la tesis doctoral de Anne Juren Studies on Fantasmical Anatomies, presentada el 26 de noviembre de 2021 en la Stockholm University of the Arts. Para conocer más: https://www.researchcatalogue.net/view/1395394/1395395/41/12

4. Indice de Lecciones de Anatomías fantásmicas (en proceso): Lección sobre la Lengua madre, Lección sobre la Lengua, Lección sobre la Piel, la Lengua y el Deseo de Lenguaje, Lección sobre la Piel, Lección sobre el Cuerpo simétrico, Lección sobre el Ojo, Lección sobre la Boca, Lección sobre los Órganos sexuales y el Insecto, Lección sobre el Útero artificial, Lección sobre los Síntomas, Lección sobre la Mano, Lección sobre Actividades sísmicas, Lección sobre Cuerpos lesbianos, Lección sobre el Cuerpo seismográfico, Lección sobre Anatomías, Lección sobre el Suelo artificial, Lección de Conciencia crítica, La lección lejana (muy lejana).

5. La lección de Anatomía Fantásmica número 3: La piel, la lengua y el deseo de lenguaje se presentó en el marco del programa Lo que ya se intuye comisariado por Andrea Rodrigo en el CA2M – Centro de Arte Dos de Mayo, Móstoles, el 3 de diciembre de 2020. En esta ocasión fue la artista Paz Rojo quien presentó la lección, editándola específicamente para el programa, poniéndole voz y tomando varias decisiones en la traducción al castellano, que es la que se publica aquí, revisada por Anne Juren de nuevo.